Viaja humilde

Viaja humilde, pegale una patada a los prejuicios antes de subir al avión. Abrite; los ojos, los brazos, la mente, abrite vos, llevate cosas de la cultura que veas pero abrite y no te vayas sin dejar algo. Con dejar algo me refiero a las cosas importantes, las que no se pagan con dinero. Regalale una sonrisa al camarero que te trajo el café, dejale un gracias al chofer del bus que te llevo a destino, charlale al taxista que recién arranca a laburar y se le hace largo el día. Sé puntual, que las chicas de limpieza no tengan que llegar tarde a casa porque vos no saliste a horario de la habitación.

newzeal

Camping Nueva Zelanda – Juliana Maese

Sigue leyendo