Montaña ancla

Hablar de Caracas es hablar del Ávila, su ícono más grande y su inseparable complemento. Llamada Waraira Repano por las etnias originarias, el parque nacional El Ávila separa majestuosamente el hermoso valle de la ciudad de Caracas de la azul costa caribeña. Solo basta contemplar esta poderosa y emblemática montaña para olvidar cualquier pena y sentirse renovado. Las rutas para escalarla y disfrutarla son muchas, incluyendo la del teleférico de Caracas. Una de las rutas inolvidables es el ascenso a su punto más alto, el Pico Naiguatá, con 2.765 metros sobre el nivel del mar. Se atraviesan todos los ecosistemas de altura hasta llegar a su cruz, desde donde se observa una tranquila, verde y monumental Caracas. El Ávila se eleva como un lugar ancla que infla de orgullo y define la identidad de los caraqueños.

284330_10150246970627041_4155295_n

Icónica vista de Caracas con el Ávila de fondo | Julio Arreaza

Sigue leyendo

Conectando Barcelona y Riga

Dos capitales, dos puertos principales, dos referencias culturales europeas, dos cunas de poderoso arte moderno, dos centros de lenguas oficiales, dos ciudades increíbles. Resulta muy interesante revisar lo que comparten Barcelona y Riga. Por un lado, tenemos a la capital catalana, que ha forjado una identidad sobresalientemente única con su Modernisme. Por otro, tenemos a la capital letona, que ha logrado posicionarse como “la ciudad de las 1000 caras“, con la colección arquitectónica de Art Noveau más grande del mundo, haciendo de su casco histórico patrimonio de la humanidad por UNESCO.

IMG_9470

Silueta de la Sagrada Familia | Julio Arreaza

Sigue leyendo