Mojácar: por qué es imprescindible visitar sus increíbles blancos y azules

La llamativa combinación de tonos profundos es la primera de las muchas razones por las que te deberías bajar al sur y explorar este secreto escondido en el rincón de Almería. Abundantes muestras de la fusión cultural árabe-española, chiringuitos con platitos de jibia de sobra, un ambientazo que presenta una vida nocturna reconocida, y playas distinguidas con la Bandera Azul te esperan.

img_0596El sur de España es bien conocido por sus ciudades cautivadoras y bonitas, fortalezas históricas, catedrales impresionantes y rica cultura. Sitios como Granada, Sevilla, Málaga y Cádiz son nombres que suenan familiares a la mayoría – tanto españoles y trotamundos como viajeros con menos experiencia circunvolando el mundo. Sin embargo, bajando por la autovía del mediterráneo hasta el corazón profundo del sur de Andalucía, hay otro que es un poco menos conocido, pero es como un tesoro esperando ser descubierto: Mojácar.

Hablando geográficamente, Mojácar ocupa el rincón sureste de la provincia de Almería. Su tierra empieza inmediatamente bajo la frontera con Murcia, en Marina de la Torre, la cual tiene límite con un campo de golf. El área se extiende hasta la próxima aldea costera, Garrucha, hacia dentro hasta Rambla de la Granatilla y finalmente, concluye a menos de pocos kilómetros al famoso parque natural, Cabo de Gata. El pueblo de Mojácar es cruzado por el río Aguas, que esculpió exitosamente muchos de los cañones que pertenecen alrededor. Este río también irriga a los naranjos y olivos de la zona en camino al mar, dependiendo de la estación del año. Los valles y las colinas que se parecen al desierto y que llenan el paisaje se juntan con las playas galardonadas para crear una yuxtaposición interesante y únicamente bonita.

Pero quizás el contraste más famoso, y estéticamente el más gratificante que existe, son sus despampanantes casas blancas, adornadas con flores, y el azul profundo del mar. Esta vista es sin duda la que primero captura a sus visitantes, y es una característica entre muchas que les convencen a ellos quedarse. Muchos conocen a Mojácar por la imagen renombrada de su increíblemente fotogénico pueblo viejo, o “Mojácar Pueblo,” que está situado a 175 metros sobre el nivel del mar y rodeada por las últimas estribaciones de la Sierra de la Cabrera. Pero la zona, que totaliza aproximadamente 7,054 hectáreas y forman 17 kilómetros de costa Almeriense, ofrece mucho más que lo parece a simple vista.

img_0732

Cómo Llegar

Las malas noticias: cuesta un poco llegar a Mojácar. Las buenas noticias: la travesía merece la pena. Elegir una ruta para llegar al pueblo depende mucho del origen del viaje. Por estar ubicado tan al sur, la opción de transporte más fácil y eficaz es generalmente la del avión al aeropuerto de Almería. Hay varias aerolíneas low cost que la frecuentan, tal como EasyJet, Ryanair y Vueling, haciendo que sea más fácil amoldarse a un presupuesto. Desde allí, la opción mas sencilla es coger un autobús (Alsa ofrece muchas líneas que pasan por los pequeños pueblos costeros) desde Almería capital hasta Mojácar, que generalmente dura 1.5 a 2 horas.

Una combinación de tren y autobús es posible también, y hay varias estaciones de Renfe que están cercas en las ciudades de Murcia, Lorca y Almería. Es necesario coger un autobús o coche (¡si alquilar está dentro del presupuesto!) desde cada uno de estos sitios. Este segundo tramo del trayecto normalmente dura 3.5 horas, 2.5 horas y 1.5 a 2 horas, respectivamente.

Finalmente, viajar por coche es la tercera – y muy rentable – opción de transporte, si haces tu mismo de piloto o si compartes coche con alguien más por un servicio como BlaBlaCar. Desde Madrid, se puede recorrer la distancia de 580 kilómetros en aproximadamente 4.5 horas, con 750 kilómetros en 7 horas desde Barcelona. Entre las ciudades que están próximas se incluyen Málaga, que está a 4 horas de coche a Mojácar, y Granada, que está a 2 horas. A pesar de la ciudad de origen, la última opción de transporte es una manera rápida, confortable y agradable de llegar a Mojácar mientras también se disfruta del bonito campo Andaluz.

IMG_0593.jpg

Fusión Cultural

No hay ninguna duda de que Mojácar está lleno de vistas, sabores y sonidos que reflejan años de evolución y fusión cultural entre árabes y españoles. Y la mejor (¡y más rentable!) manera de experimentarlos es a pie. Andar por el pueblo le permite notar la intensa influencia histórica de los Árabes en la arquitectura y en el diseño, notado en ejemplos tal como la fuente histórica, la iglesia, la estatua de la Mojaquera y la Plaza del Parterre.

Mientras andas por el paseo marítimo o haces una pausa para comer una paella de marisco en un restaurante local frente al mar, hay la posibilidad de que puedes practicar tu inglés, ya que Mojácar tiene una población floreciente de extranjeros. Además, explorar sus varios miradores, chiringuitos, cafés destacados y bares animados demuestra la evolución de la cultura almeriense. ¡Intente de contar todos los indalos que pasas mientras estás de camino a la orilla! Símbolos tradicionalmente almerienses de la suerte, son basados en dibujos prehistóricos de cuevas locales.

IMG_1327.jpg

Las Playas

Por variar considerablemente el paisaje, servicios proveídos, actividades deportivas ofrecidas y además en el perfil del visitante, las playas de la zona ofrecen un sitio (¡quizás escondido!) para cada uno. El tramo empieza con la playa de Marina de la Torre, una de las más populares gracias a su ubicación central, su diversidad de actividades ofrecidas y además porque recibió la Bandera Azul por el FEE (Foundation of Environmental Education) en 2014. Saluda a los recién llegados a Mojácar con un ambiente energético y con arenas conocidas por su aseo. Hay una multitud de oportunidades de probar deportes como surf de remo y golf, con el famoso campo que está al lado. Además, como está rodeado por restaurantes, bares y tiendas populares, es el lugar perfecto para pasar una tarde social y activa.

Para los que buscan una experiencia más dirigida a la familia, la playa de la Piedra Villazar mantiene un ambiente ideal y significativamente más tranquilo. Nombrado por la roca enorme que adorna su orilla, esta playa también fue galardonada con una bandera azul por su alta calidad y por la cantidad de servicios que ofrece. Abundantes hamacas y columpios están disponibles para visitantes y se extienden hacia el asequible camping El Cantal, vecino a Piedra Villazar. Además, la playa está bien ubicada como al estar situada directamente en frente del parador de Mojácar y del centro comercial, por si tienes ganas de darte un gusto.

Por el otro lado, la playa de la Rumina es perfecta para el amante de la naturaleza. No solo es una playa preciosa, también es la desembocadura a la laguna del río Aguas. Esto significa que es un estuario biológicamente diverso, lleno de vida salvaje. Puede observar la flora y fauna típica de la área tranquilamente, entre ellas una variedad impresionante de aves como la cogujada y el azor. Y si estos 1,200 metros no son bastantes tranquilos, hay playas protegidas que unen Mojácar con Carboneras. Las más conocidas están situadas en cala del Peñón, cala del Bordenares, cala del Sombrerico y cala de la Granatilla, y cada una requiere la práctica del máximo respeto por el medio ambiente. Aquí, la desnudez y la costumbre del “naturismo” son permitidos y animados.

Cada una de las playas de Mojácar tiene su encanto y por eso, merece la pena verlas, explorarlas y disfrutarlas. La calidad alta de esta preciosa costa almeriense no debería ser reconocida solo por el FEE y sus prestigiosas banderas, sino también personal y profundamente – y sin dar estrés a la cartera. Encima, el prometedor y rico componente cultural de su pueblo viejo ruega ser investigado y experimentado. Entonces, haga la maleta, traiga crema de sol y preparase para una travesía inolvidable, dirigida con la pura suerte del indalo.

garrucha

Los 8 imprescindibles de Mojácar

  1. Fuente de Mojácar: Punto donde quedaron el representante de la monarquía católica y el último alcalde moro en 1488 para negociar la rendición del pueblo. Residentes todavía cogen agua de sus 13 pitorros hoy en día.
  2. Playa del Cantal: Playa muy visitada, ubicada frente al camping, llena de servicios y popular entre todos los perfiles de invitados.
  3. Mirador del Castillo: Desde aquí, hay algunas increíbles vistas panorámicas de todo el pueblo y de la costa mojaquera en su magnificencia. Además, puede aprovechar para hacer un tour por el castillo viejo y la Plaza Nueva.
  4. Mandala: Imprescindible para los amantes de la fiesta, es la discoteca más famosa de la región. Tiene varias salas y piscinas decoradas con una estética asiática.
  5. Aku Aku: Este chiringuito frente al mar es conocido por sus deliciosas paellas y arroces.
  6. Centro del Arte: Ofrece exposiciones, eventos, actividades y talleres que se relacionan con la rica cultura almeriense y cuenta su historia.
  7. Iglesia de Santa Maria: Construida a finales del siglo XVI, lleva las imágenes destacadas de la Virgen del Rosario y San Agustín, patrones del pueblo.
  8. Ruta de Sendero La Mena à Macenas: Pasa por varios sitios distinguidos como la piedra de Nazareno, el castillo de Macenas y la torre de Pirulico.

¡Buen viaje!

Firma para el blog

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s