Conectando Barcelona y Riga

Dos capitales, dos puertos principales, dos referencias culturales europeas, dos cunas de poderoso arte moderno, dos centros de lenguas oficiales, dos ciudades increíbles. Resulta muy interesante revisar lo que comparten Barcelona y Riga. Por un lado, tenemos a la capital catalana, que ha forjado una identidad sobresalientemente única con su Modernisme. Por otro, tenemos a la capital letona, que ha logrado posicionarse como “la ciudad de las 1000 caras“, con la colección arquitectónica de Art Noveau más grande del mundo, haciendo de su casco histórico patrimonio de la humanidad por UNESCO.

IMG_9470

Silueta de la Sagrada Familia | Julio Arreaza

Ahora, ¿quién mejor que el equipo de Alt Experience, el cual tiene base en Barcelona y tiene como destino Riga, para profundizar en las relaciones y valores que comparten ambas ciudades? Nos proponemos la tarea de crear los puentes que honren los valores y conecten de manera divertida a las dos ciudades. Esta primera parte tiene un mayor enfoque en Barcelona, analizando interesantes hechos que la relacionan con Riga, y haciendo un recorrido por los aspectos representativos de la ciudad que nos sirvan de puente para llegar preparados, en el buen sentido de la palabra, a la ciudad central del Báltico.

Descubriendo la esencia que conecta Barcelona con Riga, necesariamente nos hace partir de un hito histórico que ocurrió a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, que fue el surgimiento de una corriente artística que rompía con los estilos dominantes llamada modernismo. Logró extenderse por toda Europa, tomando diferentes nombres según la zona: Art Nouveau (Bélgica y Francia), Jugendstill (Alemania y países nórdicos), Liberty (Italia) o Modern Style (países anglosajones). Líneas, formas y diseños profusos inspirados en la naturaleza y con todos los ánimos de ser disruptivos con las formas clásicas, aportaron una visión más libre al arte y le dieron sentido a los tiempos modernos que surgían de la revolución industrial.

IMG_9474

Interior modernista de la Sagrada Familia | Julio Arreaza

Barcelona es sinónimo de Modernisme, nombre que toma en la región catalana, y Riga lo es del Art Noveau, siendo dos ciudades que acogieron este movimiento artístico de una forma tan única y característica, que solo con ver sus fachadas rápidamente se reconoce el lugar. Este arte refleja su esencia y les da personalidad. Por el momento histórico que vivían ambas ciudades en el tiempo que surgió el Modernismo, se apoyaron en la libertad creativa que proponía para terminar reforzando su identidad y valores. En el caso de Riga, fue una fuente de optimismo que forjó el nacionalismo y le dio fuerza para finalmente lograr su independencia en 1991, después de siglos de ocupación extranjera. De manera similar, en Barcelona contribuyó a una transformación cultural importante que renovó los valores catalanes y creó un sentimiento de autonomía. A este sentimiento se suma el acogimiento e identificación de sus lenguas: el catalán y el letón.

IMG_9142

Detalle de las formas modernistas de la Casa Milà | Julio Arreaza

Barcelona se da a conocer y entender a través de sus siluetas modernistas. Los visionarios artistas catalanes de este movimiento buscaban crear fachadas únicas, conformando un modernismo en su estado más libre y abundante, donde destaca y toma protagonismo la visión única de Antoni Gaudí. La impresionante basílica de la Sagrada Familia, su obra maestra y la representación más prominente del modernismo catalán, es nada más y nada menos el espacio turístico más visitado de Europa y el quinto del mundo. No se quedan atrás sus otras obras, destacando el Parc Güell, la Casa Milà y la Casa Batlló. Esto solo por nombrar las obras más representativas, pero este movimiento ha repercutido desde la base de la ciudad (sus aceras), pasando por sus fachadas, hasta elementos decorativos e icónicos como su faroles, donde destaca esa increíble inspiración natural y asimétrica.

IMG_9467

Detalle de las aceras en Paseo de Gracia | Julio Arreaza

IMG_9468

Una de las tantas fachadas modernistas de Barcelona | Julio Arreaza

IMG_9469

Un farol en Paseo de Gracia | Julio Arreaza

Algo nos queda muy claro: el modernismo se fusionó con Barcelona y ambos se inmortalizaron en el tiempo.

IMG_9481

Fachada modernista del Consulado de Letonia en Barcelona | Julio Arreaza

¡Próxima parada: Riga!

Julio

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s